El drenaje linfático manual es una técnica de masoterapia que se engloba en el campo de la fisioterapia y la estética, uno como técnica de masaje terapéutico, y el otro de masaje estético, ambos van orientados a la «activación del funcionamiento del sistema linfático superficial para mejorar la eliminación de líquido intersticial y de las moléculas de gran tamaño y facilitar su evacuación».

Se puede definir como una serie protocolizada de maniobras manuales muy suaves que, basadas en un profundo estudio de la anatomía y fisiología del sistema linfático, se realizan con el fin de drenar o desplazar la linfa que por cualquier causa patológica se encuentra estancada (Edema) a territorios linfáticos sanos para su evacuación normal hacia el torrente venoso. 

El drenaje linfático manual es una técnica de masoterapia que se engloba en el campo de la fisioterapia y la estética, uno como técnica de masaje terapéutico, y el otro de masaje estético, ambos van orientados a la «activación del funcionamiento del sistema linfático superficial para mejorar la eliminación de líquido intersticial y de las moléculas de gran tamaño y facilitar su evacuación».

Se puede definir como una serie protocolizada de maniobras manuales muy suaves que, basadas en un profundo estudio de la anatomía y fisiología del sistema linfático, se realizan con el fin de drenar o desplazar la linfa que por cualquier causa patológica se encuentra estancada (Edema) a territorios linfáticos sanos para su evacuación normal hacia el torrente venoso. 

¿En que casos esta indicado?

  • Linfedemas

  • Edemas post- operatorios (muy indicado después de operaciones de Cirugía Plástica: prótesis de mamas, liposucciones, abdominoplastias, todo tipo de cirugía en el rostro, etc.)

  • El drenaje linfático manual induce una revitalización de la piel y permite disminuir considerablemente las arrugas en la piel, asegurando una buena hidratación de la piel y del cuerpo.

  • A nivel digestivo es muy bueno para el estreñimiento y las flatulencias.

  • Edemas debidos a un traumatismo (golpes, esquinces, fracturas, etc.)

  • El drenaje linfático tiene muy buenos resultados en el tratamiento de problemas asociados con la retención de líquidos, la circulación sanguínea y la grasa: el drenaje linfático ayuda a disminuir las varices, las piernas pesadas y la celulitis.

  • También contribuye a una regeneración celular, nutriendo a las células y eliminándolas, ya que el drenaje linfático aumenta la calidad y el funcionamiento general del organismo

Beneficios : 

  • Ayuda a reabsorber los líquidos.

  • Tiene una acción sedante sobre el dolor.

  • Reduce la inflamación.

  • Contribuye a mejorar las defensas del organismo ya que estimula el sistema inmunológico

  • Produce un efecto de relajación, por lo que se recomienda para situaciones de estrés.

  • Es un excelente método para la eliminación de toxinas, manteniendo un cuerpo más limpio y por lo tanto, más funcional.

Solicita tu evaluación Gratis!!